Poeta a la sazón

Restando dieciséis primaveras a la fecha actual, me da un resultado con el que hoy puedo dividir y multiplicar veintisiete letras: Hablemos claro.
Tenía tres años de edad cuando, al irse el cartero, mis dedos rozaron por primera vez las palabras escritas que ofuscaron mi adicción a las faldas de mi madre, bautizando así mi gusto por la literatura, que en aquél tiempo, ejercía sonriente con puntitos y rayitas de colores en la pared. Algunas cosas se realizan con altura gracias a que antes nacieron bajo las fauces de la inquietud, así como esa punzadita en el estomago, que curiosamente sentí al tocar parte del remitente del aquel paquete qué, aunque teniendo otro destinatario finalmente sería de mi propiedad: Reader's Digest Selecciones. Una colección de cuentos infantiles.
Desde ese día me propuse aprender otro idioma, así llamaba yo a mi empeño por aprender a leer, algo que a la vuelta de un año dominaba modestamente, disfrutando así, a patadas de ahogado, el cuento de Caperucita Roja, Pulgarcito y El Príncipe Rana.
De aquello días conservo los libros, también la inquietud de una niña de preescolar, sólo que ahora presumo a voz en cuello tres cosas: Mis manos sostienen cualquier libro, a Caperucita la salvé del lobo, enviándola con su madre cuando conocí a García Márquez , y lo mejor de todo, que ahora sí soy bilingüe; hablo español y puras pendejadas.

Esa soy yo, una grosería bien educada, que de vez en mes, escribe poesía.

6 comentarios:

Fernanda dijo...

Caray. Una echa una idea al vuelo y ¡zaz! Maravilla cuando la van atrapando. Ya le han entrado al tallercito amigas maravillosas y un amigazo, que han regalado pura joya. Estoy Feliz.

Hemos tenido muy buen número de visitas pa' primer día, que espero se vayan convirtiendo en más participantes.

No sabes Karo, amiga, el gusto que me da leer lo que escribiste. Una historia honesta, la pura neta, de cómo una le va agarrando el gusto a esto de escribir. Todo comienza por la lectura, así sea del Condorito.

Besos
Fernanda

Fernanda dijo...

Por cierto mi querida poeta bilingüe, me encantó aquello de la gosera bien educada. No sé... Me identifico...

Besos
LaFer

grosero maleducado y malaletreado dijo...

querida jermanita mayor...

que belleza!!!

finisima y dilectisima.
IMPRESIONANTE.
SOBERBIA.

EFECTIVAMENTE, NO PODIAS FALTAR A ESTA CONVOCATORIA TAN FINA.

POR SUPUESTO... yo siempre lo hedicho y personalmente tambien lo he sustentado...

mi preciosa karol ain... tiene unos remates de pocas pulgas. Es su mejor arma y la aprovecha impresionantemente.

es decir...


Esa soy yo, una grosería bien educada, que de vez en mes, escribe poesía.
Y NON SOLO ESSUM...

Es una obra de arte!

NOTA... que andanada tan copiosa de colaboraciones. se queda uno anonadado, perplejo , meditabundo y sin palabras DE VER TAN IMPRESIONANTE CALIDAD y de tan cuidadas y esmeradas dicciones!!!!


Muy bien...
Oigan quien es fernanda? A poco es Gwen... No pues que Marabiya!!!

grosero maleducado y malaletreado dijo...

oyes preciosa, donde se aprende eso del otro idioma que dices tan bien dominar aparte del espanniol?

Sr. Durán dijo...

Grosera bien educada es, también, lo que resuena. Bien señalado Fernanda.
Sólo me queda la duda, LoraK, de creer que este autobio, no es muy imaginaria. Clarita la veo postergando el postre para leer el Readers' que, curiosamente, yo también los devoraba a los 3 años. Con la ofuscada diferencia que yo ya me había chutado como 20 libros y leía de corridito.

Yo fui un jodón bien educado.

Cuatroletras dijo...

Lorak, el mejor libro que sostienes es el tuyo, el que escribes dia a dia en poesia y prosa, con làgrimas y emociones.

Felicidades